fbpx

GRECO

¿Sabes a dónde van tus residuos industriales?

Los residuos industriales resultan de los procesos de fabricación, transformación, utilización, consumo, limpieza y mantenimiento que son generados por la actividad industrial, principalmente se dividen en aquellos que son conocidos como peligrosos y los no peligrosos.

Residuos industriales peligrosos: se trata de aquellos que se consideran dañinos ya que perjudican la salud humana y provocan en su totalidad efectos negativos para el medio ambiente pues son corrosivos, inflamables y tóxicos.

Residuos industriales no peligrosos: aún y cuando no se consideran peligrosos este tipo de residuos deben gestionarse correctamente bajo los parámetros legales. Se trata principalmente de aquellos que se dan como resultado de la producción de ciertos materiales como el papel, hierro, vidrio, acero, concreto, etc.

Diferencia entre basura y residuos

Es importante ser conscientes de que la basura y los residuos no son lo mismo y que al separar nuestros residuos no solo ayudamos con el ahorro de materias primas, sino que también contribuimos al aprovechamiento y la generación de empleos.

Al identificar la pequeña diferencia existente entre residuos y basura tendrás a tus manos la clave para reducir la contaminación ambiental.

Cuando hablamos de basura estamos refiriéndonos a todo aquello que ha dejado de ser útil, ya que no es posible reciclarlo y por ello debe ir directamente a un vertedero o incinerador. Por lo contrario los residuos son materiales como papel, vidrio o plástico se han sido usados pero aún es posible que se reutilicen o reciclen, como es el caso de los envases y empaques.

¿Dónde terminan los residuos?
  • Envases plásticos: este tipo de residuos son arrojados en el contenedor amarrillo, luego desde ahí se transportan a las plantas de selección donde se someten a un división en tres fracciones que son metales, plásticos y briks. Ya que se han separado, cada uno va a un reciclador determinado, generalmente los metales se convierten en piezas de aluminio, los plásticos se destinan a la fabricación de aparatos o embalaje para juguetes o incluso hasta confección de ropa mientras que los briks se someten a un proceso más complejo debido a sus componentes.
  • Papel y cartón: estos residuos son depositados en el contenedor azul, cuando se recogen son derivados en una planta de recuperación para realizarles procesos de limpieza de restos de otros materiales que se pudieran incorporar. Posteriormente se clasifican de acuerdo al tipo y se llevan a una fábrica de papel para producir artículos como cajas por ejemplo.
  • Vidrio: estos residuos se depositan en el contenedor verde. Cuando estos residuos llegan a la planta de reciclaje son limpiados y triturados en pequeños fragmentos conocidos como calcín, el cual después se traslada a la fábrica de envases donde sirve para la fabricación de otros nuevos.

¿Necesitas ayuda con la gestión de tus residuos industriales? En GRECO te ayudamos

¡Contáctanos!

LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *