fbpx

GRECO

¿Sabes cómo puedes reciclar metales?

Reciclaje ferroso

El reciclaje ferroso consiste en reutilizar los metales para la producción de nuevos y funcionales productos. Estos materiales son aquellos elementos metálicos cuyo principal componente es el hierro.

¿Por qué es importante el reciclaje ferroso?

El uso de metales férricos reciclados apoya a la disminución de emisiones de CO₂, consumo de agua, contaminación atmosférica y, niveles de energía.

A su vez, el proceso de reciclaje férrico (en especial, de acero) permite la utilización más eficiente de los recursos naturales de nuestro planeta Tierra.

Todo esto influye, de manera positiva, sobre la preservación del medioambiente. Lo que fomenta una mejora en condiciones para desarrollar una óptima calidad de vida.

Además de los beneficios medioambientales, las industrias que reciclan este tipo de metales tienen beneficios económicos al vender sus desechos industriales para su tratamiento y reciclaje.

La importancia de los metales

El uso de los metales es fundamental en la industria para la fabricación de automóviles, aviones, trenes, maquinaria y herramientas.

También los podemos encontrar en componentes de celulares, computadoras y tablets.

Debido a que su uso es excesivo se desechan a diario en todo el mundo residuos de metales ferrosos que pueden tener un segundo uso. Este reciclaje de metales se da con un correcto manejo de los metales utilizándolos una y otra vez sin alterar sus propiedades.

Tipos de metales para reciclaje

Los metales son aquellos elementos de la tabla periódica que se distinguen por su alta capacidad para conducir electricidad y calor.

Son lo suficientemente flexibles, pero a la vez muy resistentes a fuerzas mecánicas. Por eso son tan comunes en la industria automotriz, de construcción y en la fabricación de semi conductores de aparatos electrónicos.

Metales ferrosos

El elemento predominante de los metales ferrosos es el hierro. El hierro es el principal componente del acero, que es por mucho el metal más utilizado en el mundo.

Este tipo de metales, en particular el hierro y el acero, pueden tener una tasa de reciclaje superior al 70%.

El proceso se puede dividir en 5 grandes pasos:

1.       Recolección

Es recomendable apoyarse en una empresa dedicada al reciclaje y compra de residuo industrial para la recolección de los desechos con equipo especializado.

Este tipo de empresas llegan a un acuerdo económico con la empresa dueña de la chatarra sobre el precio a pagar y la frecuencia con la que se realizara la recolección.

2.       Separación

Posterior a la recolección en las instalaciónes de la empresa recolectora, Ese hace la separación de los metales desechados en buen estado, de aquellos que ya presenten un daño serio como la oxidación.

3.       Preparación y trituración

Lo siguiente es compactarlos para facilitar su manejo. Tras ello comienza el proceso de trituración, que al reducir el volumen de los residuos metálicos permitirá ahorrar energía en la fundición. 

4.       Fundición

En este punto las láminas o bloques de metal resultantes pasan por un horno para ser fundidos. Este es el proceso que marca la diferencia con la fabricación de metales completamente nuevos. Utilizando una menor cantidad de calor y agua que al producir metales desde cero.  

5.       Purificación

Después de concluir la fundición es muy importante asegurarse que los metales procesados estén libres de impurezas. Finalmente, el metal fundido pasa por un proceso de enfriamiento que lo deja listo para ser reutilizado y reincorporado a distintas cadenas de suministro.

Expertos en reciclaje de metales ferrosos.

Greco es experto en el reciclaje de materiales ferrosos. Podemos hacer una visita técnica para la verificación de materiales.

Si tu empresa genera residuos de metales ferrosos como:

  • Acero
  • Aluminio
  • Bronce
  • Cobre

¡Acércate a Greco! Tenemos el precio más competitivo del mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *